Comics que nadie lee/Para un publico que no existe

Friday, November 03, 2006

LA CORRIENTE PRINCIPAL, EL SUBTERRANEO y puntos intermedios. ( I )

Hasta bien entrados los años 70, la opinión popular tanto como la intelectual y académica más extendidas eran que los comics seguían siendo, solamente, aquello que siempre habían sido : entretenimiento infantil. Siendo valientes, aún hoy esa es la percepción que se tiene de ellos. En el mejor de los casos, se les concede el beneficio de la duda--talvez existan algunos comics que sean algo mejor ( aunque todavía indefinible) que un juguete descartable. La extravagante noción de que los comics son esa-otra-cosa-sospechosamente-parecida-a-una-forma-de-arte, es una que se tiende a aceptar por inercia. Ha sido repetida en los medios y aceptada como lugar común ( "los comics ya no son cosa de niños" ) , un truismo que no merece revisión. En ciertos círculos, uno queda bien diciendo eso. Nadie se atreve a explicar porqué, pero afirmar lo opuesto, que los comics siguen siendo, en el 98% de los ejemplos, entretenimiento infantil ( y fantasía masturbatoria adolescente ) es una declaración automáticamente descalificada por reaccionaria, obtusa y anacrónica. Los legendarios creadores de comics que estuvieron en actividad antes de la década del 60, vivieron convencidos de lo frívolo y banal de su oficio. Y aliviados de toda culpa. Lo suyo era proveer a un público predominantemente infantil ( aunque no exclusivamente infantil ) de una forma de evasión y entretenimiento barata, simple, standarizada para su fácil lectura, de mensajes unívocos, acorralada por los límites de los géneros de humor, fantasía y aventura. Incidentalmente, es muy interesante hurgar en la historia cultural contemporánea para enterarnos de qué decían otros artistas ( pre-1960 ) sobre los comics. Antes de que el cliché ( "los comics ya no son cosa de niños" ) se institucionalizara, muchos artistas de otras disciplinas ( recuerdo palabras de Picasso, o de la escritora Dorothy Parker, llenas de primitiva fascinación ) expresaban su preferencia por esta forma de entretenimiento popular. Y no lo hacían para afectar amplitud de mente, condescendencia populista o simple desfachatez ( como es común hoy ) . Participaban realmente de la inocente aventura de dejarse llevar por lo frívolo y banal ( y sexista, y racista y pro-capitalista ) de aquellos comics sin pretenciones. El comic era perfecto desde mucho antes de ser contaminado por la magnánima venia de los intelectuales, cuando no era demasiado consciente de sí mismo. Importaba que los comics fueran queridos y consumidos por "artistas reconocidos" ? No más de lo que importaban la aprobación y el cariño de los niños de diez años. Generaciones posteriores, afectadas por los cambios de los años 60, parecen depender de la aprobación académica para permitirse el disfrute culposo e infra-intelectual de un comic. Qué pasaría ( es una hipótesis caprichosa, pero nadie diría que imposible ) si, por ejemplo, la UNESCO emitiera una declaración mundial en la que sentenciara, autoritativamente, que LOS COMICS NO SON ARTE ?

"Después de intensas y cuidadosas consultas, estudios e investigaciones encargadas a las más reconocidas autoridades en el tema, la Secretaría para Asuntos Culturales y Educativos de la Organización de Naciones Unidas, reunida en una sesión especial, está en condiciones de declarar oficialmente que los comics ( historietas, tebeos, bandes desinées, fumetti, etc. ) no reúnen las cualidades y características necesarias para ser considerados UNA FORMA ARTISTICA. La UNESCO deja constancia de la existencia de excepciones que confirman esta conclusión ( Jimmy Corrigan, the Smartest Kid on Earth, por ejemplo ) pero estas deben ser consideradas sólo como afortunadas y brillantes anomalías. De ahora en adelante, en lo que respecta a esta Secretaría, los comics pasan a formar parte de una misma categoría, junto a la práctica del yo-yo, el algodón de azúcar y la música disco..."

Cómo llegamos aquí ? Cual es el punto ? Ah, sí. Habría muchos que entrarían en pánico, o se sentirían ofendidísimos. Tranquilos, son sólo comics. Es más, deberíamos unirnos y protestar ante las instancias pertinentes. Extraerle a la Unesco una genuina declaración en ese sentido. Mientras tanto, habría que empezar dejándonos de balbucear cursilerías como "Noveno Arte," "Novela Gráfica" o "Arte Secuencial." COMICS, y punto. O como dijo Kim Deitch ( Boulevard of Broken Dreams ) en una entrevista al Montreal Mirror, en marzo de 2005 :
COMICS ARE A JUNK LITERARY MEDIUM. ( "Los comics son un medio literario basura" ) . Esa parte de la entrevista va más o menos así :

MM : Has discutido el uso del término "novela gráfica." Parece una forma de evitar el uso de la palabra "comic."
KD : No es un término almidonado ? Acabo de descubrir que ese fue un regalo de Will Eisner. Fue un gran
hombre pero creo que estaba siendo defensivamente acartonado con respecto a este asunto. Los comics
son una especie de medio literario basura. De cierta forma, creo que simplemente deberíamos relajarnos
y dejarlo ser un medio literario basura. La mayoría de los grandes clásicos literarios resultaban siendo lo
mejor de la basura. Si ves el trabajo de Charles Dickens, no venía en volúmenes finamente
encuadernados, primero se publicaba en partes, con una gran página ilustrada y un logo chirriante y unas
cuantas ilustraciones interiores. Se parecía mucho a un comic. Estaba hecho para las masas.

Me encanta eso de "relajarnos y dejarlo ser un medio literario basura." Totalmente de acuerdo. Y ya que estamos aquí, lo de "novela gráfica" en realidad no fue un término inventado por Will Eisner, aunque fue el éxito de su colección de historias "A Contract with God" ( 1978 ) el que ayudó a hacerlo popular. Y es verdad, Eisner estaba siendo defensivamente acartonado.
Ahora bien, está claro que es a la corriente principal de los comics -- los comics que sueñan el sueño imposible de volver a ser un espectáculo de masas, los comics industriales, los que proveen a Hollywood de material taquillero -- a quien más le conviene apropiarse y explotar, mientras le sea redituable, de los afeites y aderezos de lo "artístico." Pero sólo la superficie más cosmética, trucos como echar mano a términos marketeros más sofisticados o una jerigonza académica que deje la impresión de que realmente le interesan los grandes temas humanos, las grandes preguntas filosóficas. Es el contexto moderno y oportunista que hace posible la existencia de fenómenos como Alan Moore y su elevación a los altares, por ejemplo, y esa es otra discusión que me gustaría provocar.

( continuará )

1 comment:

Luchin G said...

Aunque para los afectados el Cyber Huayco sea un tema cerrado, me da pena no haber visto los comentarios completos de esta persona en el esplendor de su bajeza. Como siempre le digo a mis amigos, hay opiniones que sólo pueden ser respondidas con "May!"; para que entiendan los opinantes, quiero decir.

Powered by Blogger.