Comics que nadie lee/Para un publico que no existe

Wednesday, October 31, 2007

SALUDOS ESPECIALES...

...a nuestro amigo Raschid, que tiene un buen artículo sobre Hergé, Tintin y el racismo, en el nuevo blog "FUGA, historietas..."  Y aprovecho para volver sobre algo que mencioné en un post anterior y que Raschid retomó como pregunta. Qué es lo que quiero decir con que el comic tiene un origen lumpen, no proletario ? Además de ser una de esas frases efectistas que se le ocurren a uno para que los lectores no se le duerman, sí es una idea a la que le he dado algunas vueltas con un poco más de seriedad. Y voy a volver a servirme de esa analogía "comics-rock'n'roll" ( otro golpe efectista ) para apoyar y complementar mis opiniones sobre el asunto.

Está en todos los libros de historia del comic. Este se afirma como forma de entretenimiento
masivo, plenamente, cuando es utilizado por la prensa anglosajona para capturar a un enorme 
público urbano, es decir, "des-ruralizado," con lo que eso implica de desarraigo y movilidad. Era un público cada vez menos unido a tradiciones firmes ( como en las sociedades agrícolas ) y más expuesto a la inseguridad económica de la vida en ciudad. Estamos hablando de los últimos años del siglo XIX y primeros del XX, años en que un fabuloso crecimiento industrial generó una igualmente fabulosa población de trabajadores desprotegidos por una casi inexistente legislación
laboral. Esa fue la gran masa lectora a la que la prensa- conservadora-dirigió este nuevo híbrido
material de lectura que privilegiaba las imágenes sobre los textos, pero manteniendo en estos últimos el sonido del habla callejera, su acento particular y sus desobediencias gramaticales. Y se incorporaban los recursos humorísticos de otras formas de entretenimiento popular, como el music hall en el Reino Unido, o el vaudeville en los EE.UU. Una señal del impacto que tuvo el comic desde estos inicios "innobles," es la reacción de los sectores medios y altos de la sociedad, que veían en él una corrupción de las mejores costumbres de lectura y hasta una insolente subversión del orden. La comedia utilizada por este nuevo lenguaje visual era gruesa, vulgar y física, el "slapstick," el humor del 
payaso vagabundo y el pícaro de los barrios pobres, el sobreviviente sub- o des-empleado con el que una muchedumbre nativa e inmigrante se identificaba. Las desigualdades sociales no eran subrayadas, por la comedia, para denunciar, proponer cambios y servir a un proletariado politizado y con consciencia de clase ( qué plomazo ! ) pero podían ser explotadas con un humor que ofrecía el desahogo de la burla feroz y el desprecio casi vandálico por la autoridad, las clases dominantes, su moral y su poder.
Con el tiempo y aceleradamente, el comic  fue atrayendo a más lectores de distintas edades y sectores sociales, pero conservando algo del filo anárquico de aquel comic inicial en su utilización de la sátira y la caricatura. El registro naturalista serviría siempre al comic más conservador y convencional, el comic de acción, romance o fantasía. A la vuelta de los tiempos, medio siglo después, los cambios radicales e irreversibles impuestos por el underground comic actualizaron el humor antiautoritario del viejo comic lumpenezco, pero con otras intenciones. Y en otras manos. Desde su nacimiento y hasta finales de la década del 60, el comic fue parte del negocio del entretenimiento, y nunca, en 60 años, una forma de expresión personal. El underground comic no fue un colectivo creativo planificado o guiado por un diseño
teórico coherente, y aunque existieron propuestas satíricas independientes antes de 1968, los componentes de este comic revolucionario no estarían todos presentes, en las proporciones justas, hasta la llegada de ZAP COMIX, a principios de 1968. Nadie había siquiera intentado llevar la libertad creativa tan lejos, ni con tal festiva crudeza. Nadie, realmente; tanto así, que todos los que se harían un nombre en el underground comic ( y cuyo trabajo continúa vigente hoy ) convergieron sobre ZAP COMIX ( con la excepción de Kim Deitch ) . El nuevo comic era personalísimo hasta la intimidad o el delirio, y nunca visto, pero
recordaba poderosamente al comic de las primeras décadas, principalmente por la engañosa gentileza de su trazo caricatural. Y como aquél viejo comic vaudevillesco, el underground comic también estaba poblado por personajes estrafalarios y poco edificantes.  Sólo que, esta vez, creado por ellos mismos.

( continúa mañana...)
 

2 comments:

jesus c. said...

puedes poner la direccion del blog de raschid???

Cairo said...

El artículo de Raschid sobre Tintin está en :
fugahistorietas.blogspot.com
En dos partes : 26 y 28 de setiembre 2007

Powered by Blogger.