Comics que nadie lee/Para un publico que no existe

Sunday, November 04, 2007

CONTINUACION

( Por favor, leer primero el post anterior, Octubre 31  )

Como decía, tratando de explicar mi punto, el comic tiene un origen "lumpen." Nació y fue creciendo con un temperamento de farsa transgresora, marginal y antisocial, aunque sólo fuera por un propósito comercial y recreativo, piloteado siempre desde el corazón de la gran industria 
periodística. Pero más que los otros géneros típicos del comic ( y ya estoy empezando a repetirme ) , aquel "comic cómico" solía estar más en contacto con las experiencias de la vida cotidiana de los lectores que, por ejemplo, el comic de aventuras. Ningún ser humano podía encontrar algo de sí mismo en The Spirit, Flash Gordon o Dick Tracy ( mi comic clásico favorito,
a propósito ) , mientras que, en las tiras genuinamente cómicas, los personajes eran capaces de hablar con su propio acento étnico ( The Yellow Kid : se pueden hacer todo tipo de estudios lingüísticos sobre la evolución del inglés popular contemporáneo, leyendo su camisón ) , sobrevivir como miles al tedio resignado de la existencia asalariada ( Dagwood Bumstead/Lorenzo Parachoques ) , y protagonizar las colisiones y espasmos sociales de un siglo tenso, inseguro y acelerado ( guerras mundiales, crisis económicas globales, guerra fría, redefinición conflictiva de las relaciones intergeneracionales ) , con un heroismo mudo y sin gloria ni recompensa. A finales de la década del 60, el estoicismo puritano y la forzada inocencia del comic tradicional no daban para más ni tenían ya mucho que decirle a un vastísimo segmento joven de las sociedades industrializadas, un segmento joven que se estaba independizando ideológica y económicamente.  El del underground comic es un fenómeno tanto cultural como político y económico. Estableció, al menos por unos buenos cinco o seis años, un sólido mercado paralelo, realmente marginal, realmente subterráneo. Para la sociedad integrada, para el "establishment" ( toda esa gente mayor de 30 y de
la que había que desconfiar, como decía uno de los slogans más famosos de la época ) , el underground comic perpetraría los excesos más execrables e irresponsables--lumpenezcos--
que jamás se hubieran visto. Excesos cometidos, qué duda cabe, con un orgullo travieso y narcisista. Pero los servicios prestados por esta subterránea estampida de patanes al tránsito que haría el comic, de forma de entretenimiento a forma de arte, han sido fundamentales, en todo el sentido de la palabra. Significan el nuevo inicio del comic, su renacimiento, su
re-fundación. Lo que pudo haber quedado como una moda pasajera ( lo que sucedió con los afiches psicodélicos para conciertos de rock ) , fue más bien la liberación rotunda y total de una forma de expresión con un enorme potencial creativo que, noble e inteligentemente, honraba sus raíces, extraía gran parte de su fuerza de una rica tradición gráfico-satírica, abolía para siempre
toda relación de subordinación a la industria editorial y el mercado y se establecía como forma autónoma de arte. Y talvez lo más genial del asunto, como si todo lo anterior no fuera suficiente mérito, es que el comic nuevo/subterráneo/alternativo de los últimos treinta años no se arrinconó a sí mismo en el experimentalismo estéril. Es por eso que lo he comparado con el rock'n'roll, por su accesibilidad, y por la integridad con que exhibe, al mismo tiempo, las credenciales de una forma de Arte y las de esa "credibilidad callejera" que se espera del buen rock'n'roll.

Algún comentario ?

14 comments:

Anonymous said...

Muchas gracias, Cairo, por tu respuesta en tres "entregas" y también por la mención al blog de Iván (viejo amigo del club "Nazca").

Tu exhaustivo desarrollo del trasfondo "lumpen" del comic es muy preciso (didáctico además) y contundente. Quería añadir un comentario y una pregunta:

- Algo que me llama la atención es la capacidad de "subvertir" por parte de los desclasados: como, por ejemplo, en el caso de las clases trabajadoras que acceden a la prensa a fines del S. XIX e inicios del S. XX, imitando a las clases altas (en el acto de comprar un diario o una publicación impresa), pero no terminan interesándose por lo mismo: ellas impulsarán más bien una creciente avidez por esos cuadritos dibujados que sólo llenaban las últimas páginas de estas publicaciones o cubrían los vacíos dejados por las limitaciones de la edición de esa época... Ese espacio descuidado y dejado de lado por la cultura "oficial" terminará siendo el germen de toda la cultura de la historieta que hoy conocemos...

- ¿Cómo ubicas en el desarrollo que has planteado del comic a los comics de la EC (recuerdo que en uno de tus post anteriores colocabas entre la gente metida en historieta que te interesaba a Wally Wood)?

Añado a lo anterior la consulta por la admiración de la gente underground por Harvey Kurtzman y la primera época de "Mad" (de real y total nonsense) ¿vinculas también esta línea cómica con el desarrollo inicial que señalas para el comic?

También recuerdo que el post de Wally Wood mencionabas a Ives Chaland. Como él se acerca más a la línea de comic deudora de Hergé, ¿cómo vinculas el desarrollo que has presentado, que correspondería más al contexto gringo, con la contraparte europea?

(bueno, al final fueron tres preguntas, caray). Un abrazo, Cairo y muchas gracias por la dedicación al blog y a los comentarios,


Raschid

Cairo said...

Gracias, Raschid. Oye, como somos los únicos que escribimos en este blog, creo que la gente va a empezar a pensar que somos la misma persona, con un problema mental jodido. Como cuando "sospechaban" que el Dr. Vértigo era un pseudónimo mío.

A tu comentario :
Aquellos desclasados...Tengo la impresión ( "estoy especulando," como diría un ginecólogo ) que esa población que le pondría cara al lector de la prensa popular ( la que lanzó los comics al mundo ) pertenecía, por origen, a culturas en las que había una costumbre de lectura más firme que en las masas empobrecidas de hoy. Al menos en parte de esa población marginal. Había muchos refugiados de las persecusiones étnicas europeas, en la Norteamérica de fines del XIX ( y en adelante ), y muchísimos de ellos eran profesionales y comerciantes, con la educación literaria europea de aquella época.
Pero también es cierto que había una enorme población paupérrima y analfabeta, migrante y nacida en América, que era parte de ese mismo segmento social consumidor de periódicos. Es peculiar, pero el analfabetismo, mucho más extendido entonces que hoy, no pareció importar negativamente en la evolución y el impacto social que logró, para empezar, el humor gráfico político y después el comic. Una lección ejemplar de esto fue lo que le sucedió a un famosísimo político corrupto norteamericano, William "Boss" Tweed, en los años 70 del siglo XIX. Thomas Nast, un caricaturista tan ( o más ) famoso hoy que Tweed
( y que Robert Crumb considera su tatarabuelo artístico ), la emprendió contra el pillín, exponiéndolo en caricaturas que, en no mucho tiempo, tuvieron peores consecuencias para Tweed que todos los artículos escritos sobre él. Tweed, dicen, llegó a proponerle a Nast un soborno de
$500,000.00 y un viaje por el mundo, si dejaba de hincharle las pelotas. "Detengan esos malditos dibujos. No me importa mucho lo que los diarios digan de mí. Mis votantes no saben leer pero, maldita sea, esos dibujos!"
THEM DAMNED PICTURES! Es la frase por la que Boss Tweed sería recordado. Gracias a un humorista gráfico. Acabó en prisión, Tweed, e incluso, poco tiempo después, habiendo fugado a Cuba y luego a Europa, la policía española lo recibió cálidamente. Las caricaturas de Nast lo habían hecho demasiado famoso.

Por episodios como éste, y deben haber existido otros, no estoy muy seguro de que los diarios de la época le dedicaran una atención secundaria a la caricatura y el comic. Winsor McCay, por ejemplo, el creador de
Little Nemo in Slumberland, hacía ilustraciones para las primeras planas de algunos periódicos
( antecesoras de las actuales infografías ), justamente porque las imágenes dibujadas ( en una época en que la reproducción fotográfica en la prensa no era muy sofisticada, y la distribución de información a los medios era lenta ) animaban la personalidad visual de los diarios mejor que cualquier otro recurso. Los comics deben haber sido, especialmente en el principio, maná del cielo para las empresas periodísticas, atrayendo y asegurando la fidelidad de un público que encontró una forma de entretenimiento tanto verbal como visual. Como que tampoco estoy muy seguro de que se tratara de imitar los usos de las clases altas, desde el "lumpenproletariat." Creo que no había un equivalente respetable de entretenimiento burgués, y que el comic haya remedado achoradamente. Existía la prensa, sí, y podía estar segmentada según orientaciones demográficas más o menos definidas. Highbrow, o lowbrow. El comic se abrió paso dentro de la prensa establecida, y fue vulgar, desfachatado y frenético desde el parto. El comic ha interpretado, o ilustrado, ese fenómeno social por el cual los desclasados han sido progresivamente asimilados al "mainstream" cultural. Este fenómeno fue leído, por el underground comic ( dale con la matraquita...), más como "claudicación" que "empoderamiento"
de los desclasados, así que recuperó de ellos las viejas herramientas ( el humor, lo anárquico, lo
grotesco ) y echó pa'lante.

Robert Williams, uno de los artistas que estuvieron en ZAP COMIX desde el principio, decía en una entrevista en The Comics Journal, que todas las acusaciones y alegatos de corrupción que se hicieron contra los EC Comics de los años 50, eran correctos. Según Williams, a toda esa generación de lectores adolescentes se le pudrió el seso, realmente. Todo lo que decían los padres, era cierto. Amén y aleluya. Bendito sea Gaines, el dueño de EC Comics. Yo no he visto los genuinos EC Comics sino hasta mi decrépita vida adulta
pero recuerdo haber visto "reprints" de algunas de sus historias cortas de terror en "chistes" de la Novaro, durante mi infancia, aunque sólo ocasionalmente. Una prueba de que los EC Comics estaban haciendo las cosas bien, es que virtualmente los borraron del mapa editorial. Eran tan exageradamente chocantes ( en todo caso, para su época ) que no los podías tomar demasiado en serio como amenaza. Era como disfrazarse para Halloween o visitar el Tren Fantasma. Lo que dice Robert Williams es que los EC Comics fueron jodidamente divertidos, originales y hasta rebeldes, pero que la sociedad de los 50 tomó esta farsa demasiado literalmente, lanzó los brazos al cielo y pidió censura, en una de esas periódicas histerias de protección al menor. No es que los EC Comics sirvieran de alguna manera como influencia formal para los undergrounders de una década después, pero en retrospectiva, los que "se pudrieron el seso" con los EC Comics en su adolescencia, y que en su adultez se pasaron al subterráneo, encuentran entre ambos mundos algún tipo de sensibilidad afín. Y siempre, ambos bandos, la
EC Gang y los ZAPsters, tuvieron muy en claro en qué territorio se movían y a qué Dios servían. En el documental COMIC BOOK CONFIDENTIAL
de Ron Mann ( 1988 ), Al Feldstein,
uno de los cerebros de los EC Comics ( guionista, dibujante y luego editor de MAD MAGAZINE ) lo dice, y lo subraya : ellos sabían que su propósito era comercial, y que trabajaban haciendo algo dentro de lo cual las preocupaciones de sofisticación intelectual o pureza artística ni aparecían, ni se echaban de menos. Querían pisar el acelerador de la tolerancia hasta el fondo y con los ojos cerrados.
Lo bello es que la fórmula canalla de los EC Comics
fue ejecutada por gente con talentos especiales que supo destilar sus jugos creativos en las exactas y tóxicas proporciones.
Y en el momento adecuado. Es decir, en el peor momento, los años 50. No recordaríamos las felices transgresiones de los EC Comics, como transgresiones, fuera del contexto puritano de esa década. Esa especie de "código de honor del hampa" con el que se condujeron los de EC Comics ha merecido siempre un considerable respeto de parte de artistas verdaderamente radicales.

A Wally Wood lo descubrí en
MAD MAGAZINE, a principio de los años 70. Wood dibujó en MAD COMICS desde su fundación en 1952, y siguió colaborando en su avatar como MAD MAGAZINE, desde 1955. Wally Wood, Basil Wolverton,
Bill Elder y Mort Drucker, todos ellos de MAD, fueron mis héroes de la infancia, como no te podrías imaginar. Y es una casualidad interesante que los menciones justo hoy porque, en la mañana, comencé a escribir un artículo nostálgico sobre la revista que me desvirgó.
Déjame que me extienda sobre el tema en ese post.

Yves Chaland. Sí, me he concentrado
en el underground comic más que en otros momentos de la historia del
comic, porque es la influencia más importante en mi "instrucción," pero no es la única. Si menciono a Chaland estoy mencionando por fuerza a la escuela ( o escuelas )
de "cartooning" que lo han influenciado a él. Particularmente a un super-estilista como Chaland. Se fue demasiado pronto y nos dejó llenos de preguntas sobre el camino que podría haber seguido su trabajo. Un trabajo que fue un consciente y refinado homenaje a estilos gráficos del pasado. Tengo especialmente presente en la memoria práctica, la influencia de
JIJE ( Joseph Gillain ) en Chaland.
Veo con frecuencia que muchos citan la "línea clara" de Hergé como la gran influencia definitoria del estilo de Chaland, pero no veo la conección por ningún sitio. Lo une a Hergé, sin duda, la prolijidad y la limpieza del trabajo, pero esa es la gran característica que describe a TODO el comic franco-belga. Chaland se empapa hasta la médula de la fluidez del trazo y la
representación casi gimnástica del movimiento, características resaltantes de la "Escuela de Marcinelle," que es como llamaban al grupo liderado por Jijé, y donde
participó, estrechamente,
André Franquin. Siempre he extraído más placer visual de estos dos que de Hergé, en una base de viñeta por viñeta. Es un poco como la diferencia entre ingenieros y arquitectos...mejor no
nos metamos esta noche por ahí...
Jijé trabajó en dos registros, uno mucho más inclinado al realismo y otro, mi favorito, orientado a la caricatura. Su comic BLONDIN ET
CIRAGE ( entre 1939 y 1956, con un hiato en los años 40 )es, para mí, algo así como LA escuela de dibujo para comics ( otra de mis exageradas sobresimplificaciones, no me hagas mucho caso ). Tiene todo lo que uno necesita saber si está interesado en aprender a dibujar. Yo cargo conmigo, casi todo el tiempo, tres libros fundamentales, tres aventuras de los personajes emblemáticos del comic franco-belga, SPIROU y FANTASIO. Los tengo hace años. Los Testículos de Jehová tienen su Atalaya ; yo tengo a Jijé y Franquin. Jijé le pasaba algunos de sus personajes a sus pupilos, para que le aliviaran
la carga de trabajo, y a veces para que ellos continuaran desarrollando los personajes como mejor les pareciera. SPIROU pasó de manos de Jijé a las de Franquin, y fue él quien les daría a estos dos personajes su forma definitiva. Esa época puente, entre que Jijé dejaba SPIROU, y Franquin entraba a escena para desarrollar su propio estilo
( antes de volverse relamido y famoso ) es la que parece haber nutrido mejor el estilo de Chaland.
Y viendo a Chaland, y aprendiendo de él, no sólo reconozco la autoridad estética de Jijé y Franquin. Chaland el estilista canaliza otras influencias ( menos específicas para mi nivel de información ) y que continúan manteniendo esa relación con el pasado del diseño gráfico y la ilustración europeos, de la arquitectura, la industria automotriz y el vestido de los años 40 y 50. Y finalmente, para cerrar el círculo, está la retroalimentación constante entre comic ( y diseño gráfico, y etc.,etc.) europeo y el comic ( y el diseño gráfico, y etc.,etc.) del otro lado del Atlántico. El bueno, por supuesto. No tienen autores norteamericanos contempóraneos como Clowes, Seth,
Brunetti, Chester Brown o Chris Ware una deuda con la escuela europea ?

un abrazo, mi estimado Raschid

Cairo said...

Raschid : Me olvidé de mencionar el detalle que amarra definitivamente los estilos gráficos de Yves Chaland con los de
Jijé y Franquin. A principio de los 80, le hicieron a Chaland lo que parecería la oferta de su vida ( por razones sentimentales ): Dibujar su propia versión de SPIROU Y FANTASIO. No he llegado a entender qué fue lo que frustró finalmente ese proyecto, que no avanzó más allá de una cantidad de tiras semanales. Pero lo que ha quedado de esa tira inconclusa es para mí, uno de los episodios más BELLOS en la historia del comic. Y ahí no hago diferencias ni regionales, ni generacionales. Es una de las mejores cosas que le han sucedido al lenguaje del comic en toda su vida. Quiero dibujar así cuando sea adulto...

jesus c. said...

cairo, por favor pega tus comments como post. estoy preparando un comentario al respecto y está tranca pegarlo en este formato a
las partes anteriores. gracias.

jesus

PD: gracias por considerarnos columnistas invisibles a mí y luchin.

Cairo said...

JA! Los excluí a propósito para sacarlos del limbo de indiferencia en el que los veo sumidos. Qué es del Sr. Gallardo ? Estaba a punto de pedirle a Paulo Rivas que empiece a colaborar en
VLTRA!COMICS. Escriban, carajo ! Cuéntenme qué están leyendo, qué están dibujando, quién más se ha molestado con ustedes, no sé, algo. Comics. Y en serio, si ven a Paulito, díganle que escriba, que aquí se le quiere. Si desea seguir firmando como "Cyberhuayco"....no hay problema. Además, nos debe una segunda parte de aquella hilarante y viril diatriba sobre algunos personajes de la "escena," se acuerdan ?
Sí. Tengo pensado publicar los comments más nutritivos y las respuestas, como posts. Ya lo he estado haciendo antes. Digamos que esta vez me agarró la pereza.

saludos

p.d. : Qué fue del amigo Rossell ?
No lo veo desde que yo "chambeaba" en La Comicteca.

jesus c. said...

que, cyberhuayco sigue con la joda? pobechito, debe ser frustante andar enviando rajes y no verlos publicados...supongo que se consolará alucinandose el rey de la diatriba (hasta que su mami lo llama para el lonche).

Lucho R. está bien, le voy a decir para ver cuando hacemos una reuna.
Y Luching? bueno, creo que es cuestion de tiempo para que reaparezca...

Cairo said...

No es que siga con la joda. Lo extraño, al Paulito. Lo que pasa es que, por una ruta indirecta, me enteré de que Paulo y Cyberhuayco eran la misma persona. Tampoco es que me sorprenda, es el tipo de travesuras que están a su nivel.

jesus c. said...

es una acusación fuerte. las pruebas son fehacientes? y la version del "acusado"?

Cairo said...

El es libre de visitar el blog y aportar con comentarios, o reclamar
si la "acusación," como tú la llamas, le parece injusta. Si escribe en el tono respetuoso de los demás colaboradores, se le publica. Diga lo que diga. Que no es mucho. Cuando los insultos son monosilábicos balbuceos que no añaden nada interesante, para qué ?

Anonymous said...

¿Y qué travesura es de tu nivel, Cairo? ¿Ir provocando a la gente como Rivas para generar un poco de atención? Cuelga más dibujos propios y deja las malas artes para tus pequeños amigos.
Yoni.

Cairo said...

Ves que funciona, Yoni ? Gracias.

jesus c. said...

"pequeños amigos", en plural? chuña, creí que era el amigo más chato que tenías, cairo. ni así logro "destacarme", chesss...

Anonymous said...

Deberias llamar por telefono a Lucho Rossell , misio de mierda ¿que te cuesta echar 50 centimos por telefono?.Pareces una vieja cotorra.Huevonazo.

ex- club Nazca

Cairo said...

Te desespera tanto, amiga "del ex-club Nasca," que se me ocurra o no se me ocurra llamar al Sr. Rossell por teléfono ? Vamos, no estarás transfiriéndome a mí tus ansiedades por un amor no correspondido hacia el Sr. R. ?
La amargura de tus palabras te delata, amiga. Pero gracias por escribir. Y sigue visitando el blog.

Powered by Blogger.