Comics que nadie lee/Para un publico que no existe

Friday, December 14, 2007

EL ESTADO DE LAS COSAS ( I )

El suplemento SOMOS publica en su edición del 8 de diciembre, 2007, los resultados del IV Concurso de Historietas PUCP. Si observamos bien, el Concurso es el tipo de eventos que resumen algunas de las características más importantes de lo que, con más ingenuidad que razones, llamamos "historieta peruana." Su sola existencia, en un panorama desértico e indiferente con respecto al comic, es una muestra del grado de atención que el fenómeno recibe de las instituciones culturales, de los medios de comunicación, del público y de los creadores. Es una oportunidad para detenerse un momento y preguntar. Quiénes hacen comics ? Quiénes los leen ? Qué son ? Para qué sirven ? Por qué pregunto ?

El fenómeno mismo, el comic, está siempre diciendo cosas sobre su edad, peso, estatura, coeficiente intelectual y otros signos vitales, sobre su historia, sus triunfos y sus momentos embarazosos. No siempre nos detenemos a interpretar toda esta información con cuidado, o siquiera con interés, pero cuando lo hacemos, empezamos con preguntas. "Cómo te sientes ?" Mismo chequeo médico. Los resultados de un concurso como el de la PUCP podrían servir esta vez para retomar el hilo de una discusión que, parcialmente, tuvo lugar en algún momento, en este blog. Sobre cómo se siente el comic que se hace en el Perú. Qué planes tiene, o dónde se ve, de aquí a diez años. Y yo quiero comenzar con un recuerdo :

Hace mucho tiempo, conversaba con mi buen amigo Javier Prado ( ilustrador, animador, emperador del blog de comics LA NUEZ ) cuando trabajábamos los dos haciendo ilustraciones para un suplemento del diario EXPRESO, y adivinen cuál era el tema. Le preguntaba yo algunas cosas sobre el CLUB NAZCA, siendo él fundador y presidente del Club, y yo un curioso que observaba desde afuera. Con pesimismo desmoralizante. Así que, medio como pregunta y medio como opinión formada, le decía a Javier si, talvez, una explicación de por qué NO PASABA NADA con el comic que se hacía en el Perú, podría estar en el hecho de que los jóvenes, los que empezaban, no persistían lo suficiente y durante el tiempo que hiciera falta para llegar a ser "profesionales" ( ahora, pasados los años, entiendo el "profesionalismo" como una trampa tan profunda como la inacción ) . Javier me respondió, con una completa paz de espíritu que, efectivamente, a los jóvenes no les interesaba dedicarse profesionalmente a la historieta. Algo que podía ser visto como sólo uno de los rasgos generales que definen al creador de comics en el Perú, y al conjunto de su "obra" : así como los ojos enormes son característicos del comic japonés, la flacidez vocacional caracteriza a la "historieta peruana." Lo que me estaba diciendo Javier entonces, hace casi 20 años, era que los jóvenes ( el comic de los siguientes 20 años ) estaban aliviados del peso de un compromiso personal ( desde donde yo lo veo, el único propósito decente del "profesionalismo" ) . Que la creación de comics no era, para el interesado peruano, una actividad que exigiera mucho a ese nivel ( y a ningún otro, como vemos hoy ) , parecía ser una verdad autoevidente. Evidencia visible que no necesitaba generar en nosotros, los involucrados, ningún tipo de reacción. Es lo que es, y a otra cosa, mariposa.

En la época de aquella conversación con Javier, yo sólo entendía que ser profesional significaba dedicación exclusiva o primordial a la actividad creativa que uno había elegido o, mejor dicho, que uno no había podido evitar elegir. Dedicación que implicaba una serie de conductas y procedimientos, pero que no tenía mucho que ver con la retribución económica, bienestar material o reconocimiento popular. En realidad, en lo que yo estaba pensando, cuando decía "profesional," era en algo que tiene mucho más que ver con impulsos primarios como la obsesión y la urgencia. Mucha gente le tiene un pánico reverencial a la idea de tener que definir lo que es "arte" ( "soy acaso Dios para definir lo que es ARTE ? Soy sólo un humilde mequetrefe que dibuja historietas." Estoy citando de memoria...) pero nadie se demora un solo segundo en autoproclamarse artista. No tendría entonces que ser difícil que nos pongamos de acuerdo en algunos puntos, ya que todos ( nadie queda excluído ) hemos decidido agitar por los aires la bandera del "artista," a la medida de nuestras conveniencias. Para empezar, tendríamos que aclarar esta confusión, muchas veces mercenaria, en la que hemos enredado los conceptos de "artista" y "profesional." Y adelanto una conclusión personal : si tenemos la audacia de creer que alguna vez, en algún futuro distante y utópico, va a existir algo que pueda ser llamado "comic peruano," sin provocar la pena, la risa y la vergüenza que provoca hoy, vamos a necesitar más artistas y menos profesionales. Voy a regresar a este punto más adelante.

Por ahora, no quiero alejarme demasiado del punto en el que empecé. Cómo se siente hoy el comic que se hace en el Perú ? Qué sensación nos produce verlo, y leerlo ? Ustedes dirán, lectores, pero a mí me produce la misma sensación que me produce desde hace casi 30 años, la de ver un comic que se ha propuesto existir en un estado de perpetua pre-adolescencia. Existen excepciones, por supuesto, y la excepción más notable ( por reciente, y por méritos propios ) es justamente la del comic ganador del Concurso de este año, presentado por Oscar Manuel Alarcón, quien viene de ganar otro concurso de comics, sobre el tema del racismo en el Perú. Cómo convencemos a Oscar Manuel de que se lance al vacío y desperdicie su juventud y su futuro en una actividad tan mal vista como la de hacer comics ? Porque no hay de otra. Es decir, si quiere realmente ser PROFESIONAL, Dios lo bendiga, va a tener que dedicarse a la ilustración y aprender a hablar en ese tonito lastimero con el que los profesionales más viejos recuerdan cuando soñaban dedicarse a los comics. Que no hay apoyo, que los hijos tienen que comer. Frivolidades de esas. Imaginaríamos a Modigliani o a Pablo Picasso lloriqueando porque no tienen para pagar el celular ? Qué prosaico es el siglo XXI.

Esa pre-adolescencia, con más ínfulas que ningún talento, es defendida y sostenida con tal fiereza por los que hacen comic en el Perú, que su agotamiento temprano está garantizado. La fiereza les alcanza sólo para lamentarse de lo difícil de su situación y de lo incomprendida que es su genialidad, pero no para persistir lo suficiente. Y cuando digo "suficiente," estoy diciendo "todo el tiempo, de aquí en adelante, hasta el final, contra todo, a pesar de cualquier cosa." Te parece iluso y romántico, pragmático lector ? Muéstrame un VERDADERO artista del comic peruano, ahora, que haya dedicado su vida a la creación libre, no mantenido por ONGs, que su obra MEREZCA homenaje y reconocimiento, no el aplauso de los amigos y los desavisados, un artista que no se contente con ser el tuerto en el país de los ciegos, que se mida de igual a igual con los MAYORES del mundo, que pueda mostrar una obra CONTINUA Y CONSISTENTEMENTE ADMIRABLE, y me callo. Tienes uno así para mostrarme ? No, verdad ? No digo ilustrador comercial, o caricaturista político con un puesto de trabajo. Estoy hablando de un creador totalmente independiente, persistente y, para empezar, particularmente talentoso. De preferencia, EXCEPCIONALMENTE talentoso. Porque de eso se trata, no ? Quiénes son, cómo son, los artistas que admiramos ? Los que verdaderamente nos enseñan ? Los que hacen la historia del comic ? Si existiera hoy un artista de esa categoría entre nosotros ( y no existe ) sería porque habríamos vencido ese complejo de inferioridad que nos hace esperar y celebrar eso en los otros, los extranjeros, pero no en nosotros. Tenemos que exigir ESO Y SOLO ESO de nosotros ( "seamos realistas, exijamos lo imposible" ) .

De manera que, en lo que respecta a nosotros ( los que tengamos pretenciones artísticas ) , lo que nos corresponde ahora es sacudirnos esa histórica modorra y a llamar a las cosas por su nombre. Y a marcar límites definitivos, de una vez por todas. Porque ya estuvo bueno. Estamos hace mucho cagando en la olla de la leche, para felicidad y regocijo de los mediocres.



SECESION !

Sabemos lo que queremos ? Yo creo que no. No tenemos idea de dónde estamos parados y no podemos esperar que el mundo exterior ( "la-gente-normal-que-no-tiene-nada-que-ver-con-los-comics" ) nos oriente, o siquiera se refiera a nosotros con propiedad. Necesitamos a los medios masivos de comunicación ? A la prensa convencional ? Mucho daño no nos hacen, si somos nosotros nuestros peores enemigos. El IV Concurso de Historietas de la PUCP ha recibido el auspicio de la revista SOMOS, para lo que valga, y hay que recordar que SOMOS es nuestro humilde y pueblerino "mainstream." Cuarto mundo con una lamida de cosmopolitismo. Y no quiero decir que la necesitemos, a esa prensa, pero ahí está, y a veces saca una desorientada nota sobre comics, o auspicia un muy necesitado concurso. Aquí tenemos, en un solo paquete, a las instituciones culturales y a los medios de comunicación ( qué cague de risa : nuestro "establishment" y nuestro "mainstream" ! JAA ! ) acogiendo en su seno al futuro de la historieta peruana ( triple JAA ! ) . Un invalorable "momento Kodak," la representación periodística del peso que el comic, como artefacto cultural, tiene en una sociedad como la nuestra. Artefacto cultural. Hace años, preparando un segundo taller de comics que nunca abrí ( por suerte ) y conversando al respecto, una amiga con ojo comercial me preguntó si yo no estaba pretendiendo o esperando demasiada "profundidad" en mis "alumnos." Y lo único que quería era que hicieran comics a partir de sus experiencias personales ( a propósito, tuve que rechazar a 15 almas tristes que sólo leían superhéroes o manga--esa fue la razón por la que no volví a montar un "taller de comics." Váyanse a la mierda ) . Artefacto cultural, sí, cómo no. Ese es el peso que tiene para nosotros. Sólo son comics = sólo son entretenimiento. Y del más infantil. No. Ni siquiera infantil. El Mickey Mouse de Floyd Gottfredson es una joya del arte gráfico del siglo XX, un ejemplo impecable de comic narrativo, y es INFANTIL y es ENTRETENIMIENTO. Esas eran sus premisas y sus límites, los del producto comercial recreativo, pero tenía la decencia e inteligencia de reconocerse como tal. Lo que sucede entre nosotros es otra cosa, totalmente deplorable e ignorante. No aprendemos a GATEAR y ya nos alucinamos pilotos de jet. Cómo pretender que la cultura de nuestra época, y de nuestra realidad peruana ( representadas por su "establishment" y su "mainstream" ) tenga la menor idea de lo que está hablando cuando dice "historieta nacional" ?

Demos un paso atrás y observemos. Esto es interesante.

( continúa )

9 comments:

LuchinG said...

Yo supongo lo siguiente: hay gente con tal talento que con tan sólo dedicarse a él una buena cantidad de horas al día, logran, digamos, el nivel de MVLl; otros, tienen ese techo que menciona Fantomas aquí, y para superarlo necesitan no sólo suerte, meditación transcendental y un par de electroshocks a la semana, sino librarse de las distracciones de la vida real, como hijos, trabajo, amigos, fanboys, etc. Esto último, en un medio en el que el comic es un broma, debe resultar prácticamente imposible. Hummm... ¿estás proponiendo que los verdaderamente interesados emigren?

Cairo said...

De ninguna manera. Proponer que los verdaderos creadores emigren sería sólo una versión a mayor escala del cómodo derrotismo de los que se quedan a llorar. Y es el mejor momento de nuestras vidas : tenemos Internet. Estamos instantáneamente comunicados con quien haga falta. Toda la información necesaria en la punta de los dedos. Tómalo o déjalo. Si antes de Internet me fue posible comunicarme con gente como Bagge, Crumb, o los amigos de Last Gasp ( la casa editorial underground--llegaron a publicar un trabajo mío y no tenían por qué hacerlo ), imagínate, ahora todo contacto útil con la escena internacional es muchísimo más fácil. Pero la guerra está AQUI. Todo está por hacerse, en lo que respecta al "comic peruano." Qué mejor. Que el comic en nuestro medio sea considerado una broma ( y torreja ) es culpa de nosotros mismos. Todos. Me incluyo. La estamos cagando por ausencia o por incompetencia. Y subrayo esto : la guerra está AQUI. Con todas las limitaciones y "falta de apoyo." Contra toda la indiferencia, ignorancia y apatía, de nosotros y los otros, pero principalmente de nosotros. Qué puede resultar, dime tú, digame cualquiera de ustedes...qué puede resultar ( y que sea de valor ) de una generación alimentada por mangas y comics de superhéroes ? Fuera de toda joda, Luchín, qué podemos esperar de eso ? Y eso, sólo para comenzar. Se consume el peor tipo de basura y se le considera paradigmática. Qué estamos haciendo para reducir el factor de imbecilidad al mínimo ? De hecho, no lograremos nada soñando con emigrar.

LuchinG said...

¿Qué fue lo que hizo que el boom underground tuviera "exito"? Si, ya leí tus artículos, y ví los documentales que me prestó Jesús hacer tiempo, pero me queda la duda: ¿realmente hubo un boom? ¿O fue sólo un grupito de dibujantes y lectores relativamente grande debido a que cualquier pequeño porcentaje de personas en USA, que es una nación de 300 millones de personas, puede constituir un gran número de lectores?

De repente en este momento está ocurriendo allá un boom del tejido a crochet underground, y nosotros ni enterados.

(Lo de tejido a crochet es sólo un ejemplo de gustos muy particulares, no quiero decir el comic sea una actividad banal.)

A lo que voy es: Un boom, una revolución del cómic en Lima quizás sean cuatro gatos que se lean entre ellos; entonces el verdadero indicio de que se está llegando a algo es que te publiquen afuera. Y por lo que veo aquí, al parecer a los gringos no les cae mal una buena dosis de extranjeros en su mercado.

Cairo said...

Hay que saber diferenciar entre la manera cómo los medios reducen cualquier fenómeno social, político y cultural a un cliché ( "boom" ), y el verdadero valor que ese fenómeno tiene, o no tiene ( la moda ). Por qué fue importante, por qué ES importante el underground comic para nosotros, los que consciente y voluntariamente nos asociamos a él, y por qué y por cuánto tiempo atrae la dispersa atención de la prensa y sus consumidores, son dos planetas de dos galaxias diferentes. Su "éxito" reside en que, periódicamente, los medios y hasta la Academia se ocupan un rato de él, creyendo saber de qué se trata. Su mérito, para nosotros, es que sea lo que es, el comic como forma de arte, y que se haga cada vez más fuerte y vivo. Lo último que le interesa al comic ( COMIC ) , si es que le interesa en absoluto, es el número de lectores, el bulto, los borregos. Ahí tienes al mainstream comic y el Manga : vive de los borregos, celebra su número, y en el número se sostiene todo su "valor."
La primera generación de undergrounders estuvo integrada literalmente por cuatro gatos : Robert Crumb, Kim Deitch, Gilbert Shelton y Justin Green ( el papá del comic autobiográfico ). No es que no hubieran otros ( Bill Griffith ); Si hay que empezar a contar por los cuatro más poderosos y más influyentes, estos son los gatos. Hay sub-oficiales en el escalafón, como S.Clay Wilson o Robert Williams ( talentoso pero menos interesado en el comic per se ) y el impresentable Spain Rodriguez, con los que paramos de contar. Es decir, ni el número de lectores ni el número de creadores definen a una revolución en el arte, y menos explican su valor. Sería genial ver artistas peruanos siendo publicados por Fantagraphics o Drawn & Quarterly, pero sabemos bien lo que significa eso : no hay nadie que dé la talla. Ni de lejos. Podría suceder que sí existiera un talento local con la categoría para colocarse al nivel de los mejores MUCHO ANTES de que esas editoriales se percataran de su existencia. Quiero decir con esto que la aprobación de afuera no es la única, o la primera demostración de que el talento en cuestión es realmente impresionante. Es una excelente señal, claro que sí. Puede ser incluso válida como ASPIRACION, si con eso ese talento se obliga a desarrollar más allá del apapacho familiar. Por ahora, no pongamos la carreta delante de los bueyes. Todo a su tiempo. Sin pensar en la gloria, empecemos por el principio, dejémonos de pelotudeces, niñerías y mediocridades. Los cagones, a su casa. Sigan leyendo su manga, nomás.

jesus c. said...

Yo tambien creo que el asunto se tiene que desarrollar aquí. pero ese "aquí" debe hacer referencia no sólo a un espacio geográfico sino MENTAL. me explico (aunque está casi explícito en lo dicho por Cairo): como se puede desarrollar una narrativa gráfica local si varios están colonizados visual y temáticamente por el manga o el comic superheroico hasta el punto que incluso para contar historias autobiográficas o adaptaciones de cuentos dibujan con dichos estilachos.
no sólo es un asunto de inercia mediante el cual varios historietistas simplemente se embelezan con los referentes que tienen a mano sin echarse a buscar que has más allá del éxito comercial del manga o el comic de superheroes (CSH) ostenta. al final la magra escena local se va convirtiendo en una periferia cultural.
otro asunto: el complejo ese de pensar que "este país es una provincia", "aquí es segunda división", "el ambiente es pueblerino", etc. aclaro que no tengo ni una pizca de nacionalista y más bien me considero apátrida por principio, pero no por ello siento que emigrar es sinónimo de éxito o avance. detesto los clichés de quienes creen que "el peruano es resentido" o "el peor enemigo de un peruano es otro peruano". tengo entendido que esas pasiones tan humanas existen en otras latitudes. cuando alguien se expresa así, ¿no es un poco como decir que en otros países reconocerían su supuesto talento (y de paso, sus virtudes morales)?

Cairo said...

Jesús, el ambiente local ES provinciano, pueblerino, polvoriento, melancólico, abúlico, melindroso, llorón, crepuscular y parroquial a más no poder. Barrial, esquinero, criollón, palurdo y ABSOLUTAMENTE COMPLACIDO EN SU IGNORANCIA. Si quieres te repito lo primero también en mayúsculas. O es que no has visto y leído lo que se ha hecho en los últimos 30 años de "historieta peruana" ? Incluídos TODOS los homenajes, celebraciones, exposiciones, retrospectivas y reventaderas de cuetes que se han hecho durante todo este tiempo ? Qué celebramos ? Por amor de Dios, de qué mierda nos estamos enorgulleciendo ? El problema de decir que el peor enemigo de un peruano es otro peruano, es que le estamos echando la culpa a OTRO PERUANO. Creemos que esa sentencia se aplica siempre al otro, no a nosotros mismos. YO SOY el peor enemigo de otro peruano, porque soy el peor enemigo de mí mismo, mientras siga cultivando y celebrando mi propia mediocridad.

Anonymous said...

pues a eso me refiero!!! a esos chicuelos que andan por ahi diciendo que su talento es glorioso porque "genera envidias" (en la cabecitas de estos nenes las CRITICAS son pura vilis). en cuanto a lo del ambiente pueblerino y demas, fijate que yo digo que si, esta ciudad lo es; pero harta ver que se use eso como justificación. más bien iba a que en toda ciudad los ambientes relacionados con la creacion artistica suelen ser argolleros, puñaleros y demás: como dices y yo intentaba señalar, el sentir que uno es un genio incomprendido-del-comic contra los malvados no sólo es una excusa artistica, sino tambien es una carta moral. hay mequetrefes (como tú cariñosamente los llamas)que hasta creen que asumir un rol "histórico" como víctimas de la incomprensión del arte "serio" es un rasgo que DEBE caracterizar su postura como creadores. Ya sabes, esa cosa medio huachafa de proclamarse "sobrevivientes", "los que no cayeron", "los raros", etc.

Anonymous said...

Hola Cairo,

Aprovecho la oportunidad para introducir algunos comentarios a tus suculentos textos “El estado de las cosas” I y II:

- Coincido contigo en las preguntas que lanzas a partir del último concurso de la PUCP realizado junto con “Somos”, donde además estuve de jurado – algo que espero se remedie, porque creo que Mario (Lucioni) debería ser el mejor encargado para estas labores… y lo digo sin el patético lugar común de la “falsa modestia”, sino, más bien, porque extraño leer o escuchar sus reflexiones sobre el comic -. Creo que los concursos locales terminan cumpliendo una labor de estímulo y motivación para la difusión de la historieta más que el último eslabón de una cadena, donde la historieta tiene ya una presencia (en esta última opción, el concurso es sólo un reconocimiento a una “trayectoria” – en el sentido más débil y menos pedante del término -). Ahora bien, debido a nuestras características locales, estos concursos pueden ser como realizar concursos de “pelota vasca” o “fútbol con elefantes” – prácticas que aparentemente nadie realiza -. Ahora bien, respetando los criterios del concurso realizado (y los demás en el medio) y sin ánimo de sonar patero o buscar el lado luminoso a la vida, también estos concursos, en estas condiciones, pueden servir para “hacer visible” a mucha gente que realiza historietas fuera de los (escasos) canales habituales de difusión y, por ese lado, creo que bien valen la pena.

Ahí viene el segundo embrollo, en el que nos metes, Cairo: ¿cómo hacer para que estas iniciativas hechas “visibles” no se diluyan?... ¿Y puedan, tal vez, formar parte de esa dimensión desconocida llamada “historia de la historieta peruana”?

Voy a quedarme un rato en esto de la “historia de la historieta peruana” antes de pasar al asunto de si la historieta es arte o no.

- El tema de la “historia de la historieta peruana” es una asignatura pendiente para historiadores (en cuyos trabajos nunca he visto nada relativo al rock o la historieta local) o interesados en el comic local. Tenemos los esfuerzos de Rachitoff Infantas en su “Historietas de ayer y hoy” o las exposiciones en el ICPNA de San Miguel y los respectivos catálogos realizados por Carla Sagástegui (con la polémica generada) para la etapa de fines del S. XIX hasta los 40 (creo) y Melvin Ledgard presentando el trabajo posterior local de los 40 hasta los 70. Sin embargo, es todavía un tema pendiente, porque estas historias o compilación de autores y trabajos representativos se apoyan en una especie de la historia de la prensa peruana. Por tanto, no se trata de una historia autónoma para un medio considerado en sí mismo.

La excepción a la regla son los dos artículos titulados “La historieta peruana” de Mario Lucioni y publicados en dos números distintos de la “Revista Latinoamericana de Estudios sobre la historieta” (que se publica en Cuba). Digo que es la excepción, porque el trabajo de Mario no sólo tratar de fechar las historietas publicadas, sino también establecer categorías, criterios o conceptos para tener una mirada global de la historieta peruana. Por eso, esperamos desde hace mucho su libro sobre los inicios de la historieta peruana. Esto nos puede dar una pista de, por lo menos, desde dónde partimos o tener más claro qué queremos continuar o contra qué nos queremos enfrentar.

Por mi parte, establezco una analogía entre la historia del rock y la historieta locales. Es muy difícil hablar de una banda o menos un disco que identifique al rock hecho acá. Más bien, tenemos estupendos singles desde fines de los 50s. Creo que (sin querer ser exagerado y exponiéndome a que digan que adelanto opinión sin conocer mucho la materia) tenemos trabajos aislados en la historieta local que nos pueden dar pistas sobre el comic local, pero dudo mucho que encontremos artistas cuajados u obras que establezcan un “corpus” claro, al cual apelar o destruir… Tengo dudas inmensas.

La historia de la historieta local es análoga a la del rock local: por múltiples factores (que podremos ahondar posteriormente y con mayor detalle en otro post, si fuera necesario), tenemos una historia de discontinuidades con pequeños trabajos aislados que podrían captar nuestra atención.

¿Cómo podemos identificar, si un trabajo de un historietista local vale la pena, entonces, para formar parte de ese espejismo llamado "historia de la hist..."?

En mi caso, se trataría de lo siguiente por el momento (y, tal vez, podría agregar como punto a algún manifiesto también):

Después de haber terminado de re-visar/leer una historieta local, hagámonos la siguiente pregunta: ¿regreso sobre esta historieta? ¿hay algo en ella misma (no por un motivo extra-historietístico) que me provoca volver a re-visarla/leerla?

Si es esto último, entonces, estamos en aprietos y pueda ser que tengamos un trabajo que vale la pena… y debamos apelar a conceptos y categorías para explicar el porqué de esa inexplicable fascinación...

... pero lamentablemente, como ha señalado Cairo por allí, la mayoría de la veces la impresión es haber visto un “refrito” o no tener mayor entusiasmo o sentirse estafado y simplemente no encontrar un mayor motivo que tirar esa historieta y no volver más sobre ella.

Este, aunque parezca un tema sencillo, es creo un punto que establece una diferencia en por qué re-visamos/leemos más historietas de otros ámbitos y menos las locales…

(se ha extendido demasiado esto… continuaré más adelante… Un abrazo, Cairo)


Raschid

Cairo said...

Hola Rashid !
Qué gusto tenerte de vuelta. En este instante estoy contra el reloj. Te debo esta respuesta !

Powered by Blogger.