Comics que nadie lee/Para un publico que no existe

Monday, September 03, 2007

JESUS COSSIO COMENTA

 SOBRE CARBONCITO 10


Con respecto a lo que has dicho sobre el último Carboncito, me gustaría añadir algunas opiniones. Sobre todo, en 3 aspectos:


1. El contenido: creo que estamos de acuerdo, lo de PAOLA GAVIRIA es lo más interesante. Tiene, como señalas, una cualidad de apunte directo de la realidad que le da fuerza a lo que podría ser una vivencia sólo cotidiana. Pero que trasciende lo anecdótico porque en su paso al papel no ha perdido la espontánea emotividad de quien lo ha vivido con desorientación honestamente adolescente. Y un dibujo sencillo que se basta para expresar lo que se cuenta: las rutas de encuentros y desencuentros con los otros. En pocas palabras: un conciso cuento de noches de ciudad sin los aspavientos de quien se cree “rápido” o en onda. La casi carencia de viñetas formales le otorga al tiempo interno de su historieta una ductibilidad notable.


Creo que tanto UILMER FASHÉ como ULISES GONZALES tienen un manejo casi suficiente de sus propios temas y alcances. Eso es bueno y malo a la vez. Bueno porque, como dices, no pretenden ir más allá de lo que bien conocen y entregan algo que puede ser visto como un paso más de una serie de mejoras (acaso supuestas) dentro de su universo creador. Y puede ser malo por el peligro de la condescendencia para con uno mismo, lo que convertiría sus páginas en interminables vueltas sobre el mismo sitio. Que es, a su vez, epicentro de una potencial fatuidad de contenido: habiendo tanto por contar, ¿para qué recurrir al pastiche paródico o al chiste-historia dibujado?


Para que continúen las acusaciones de amiguismo, concuerdo contigo en la aprobación de lo publicado por JORGE PEREZ-RUIBAL y MIGUEL DET. Nuestro estimado TruloBoy hace lo que sabe hacer, y que es exactamente lo que le pediría yo a ULISES G. y UILMER F. Que haya, de vez en cuando un pathos elemental en lo que se cuenta. No hay que dibujar grandes-tragedias-humanas para esto, sino llevar nuestra labor de intérpretes con la conciencia de un cirujano de subjetividades. Eso o mejor admitir que se dibuja como quien hace trazos en arena de playa: es decir con la (falta de) convicción de la línea sin trascendencia. Lo de DET es ya notable por el dibujo firme y lo ambicioso de sus micro-composiciones. Como apuntas, hace un “cómic que realmente importa” por la feliz coincidencia de QUE decir y COMO decirlo. Hay, por lo demás, una como fría sensualidad en sus personajes femeninos; una lectura de la carnalidad humana lastrada por los subterfugios de la moralidad (pos)moderna.


En lo de DAVID GALLIQUIO, diferimos. Hasta cierto punto: me he reído con partes de este Lito El Perro. Afortunadamente, a GALLIQUIO si le creo su espíritu de bacancito de barrio. Es un pata de Matute. Humor esquinero y excesivo: me quedo con lo esquinero y preferiría que sus posibilidades evadan lo “excesivo” del rollo cultura-criolla en tanto puede ser repetitivo y reaccionario (creer que ser el-más-pendejo es lo único que cuenta). Sería bacán que incida en el lado autobiográfico y deje su compulsión por la autogratificación, tanto a nivel textual (Lito repitiendo a cada rato que es un pendejazo, que chupar y fumar tronchos es el chongo más grande del universo, etc) y gráfico (el barroquismo infantilista de llenar de pedos y mojones crashboomzapianos casi todas sus viñetas). Creo que ya entendimos que lo suyo es trasgredir el “buen gusto” como para tener que caer en cierta primariosa escatofilia. (Aunque debo mencionar que hay episodios del Perro Lito bastante menos gratos: llenos de nacionalismo criollón y saludos a lo “subte” tal como pobremente lo encarna la banda Leuzemia).


De RENZO GONZÁLES y su hermano AMADEO, puedo decir que cada vez se leen un poco mejor. Cuando parecen concentrarse en lo que hacen y perderle miedo a la introspección, sus cómics ganan. No es que se vuelvan necesariamente más serios (no tendrían porque serlo, tampoco) sino más legibles. Ojala asomen en futuros Carboncitos esos intentos de decirnos algo.


Con respecto a lo de CHERMAN, haré de vocero de un interrogante que circula entre varios amigos: ¿Qué de bueno le ven a su “gráfika”? ¿De repente, calcar una foto, intervenirla con Ilustrador o Photoshop y ponerle una leyenda (las más de las veces retrógrada o simplona) se ha vuelto un arte mayor? ¿Cómo es que las reseñas que se han hecho a Carboncito mencionan la “imperdible” o “notable” gráfica de este señor? ¿Saben algo sobre arte esos reseñistas que nosotros desconocemos o quizá basan su apreciación en una serie de pichangas barranquinas con el autor de esas derivaciones muy sub-warholianas?


2. Mencioné hace un par de semanas que 3 páginas mías no salieron en Carboncito (te las envío adjuntas). La historia, tal como la recuerdo, fue así:
RENZO GONZALES me pide un cómic y pide entrevistarme para este número. Le digo que le enviaré un cómic si no hay restricciones sobre el tema, aceptando la entrevista.
Semanas antes de entregarle el cómic, Renzo me dice que la entrevista no se dará por “complicaciones”. Yo supongo que en realidad no se dará porque él teme que aluda a ciertos dibujantes a quienes tiene por amigos, y así se lo digo. Lo niega e insiste (sin aclarar) que son sólo complicaciones.
Una semana después, me comunica que el cómic no va porque siente que lo retrata muy negativamente. Le digo que creo que en verdad no quiere responder ante los dibujantes aludidos por publicarlo y que ése no debería ser el caso: yo me hago responsable de lo dicho en MI cómic, no él (me interesa criticar ACTITUDES más que PERSONAS; si las alusiones son claras y maleteras, sigue siendo MI opinión). Renzo dice que de todas maneras no se trata de eso sino de la imagen desfavorable que tiene en mi cómic.
Días después, le digo que tiene razón en que lo muestro desfavorablemente y que le enviaré una versión corregida al respecto (cambié algunas líneas de diálogo), aduciendo que ya no hay razones para la censura. Me dice que ahora si irá, pero no muy seguro.
Un par de semanas después, Renzo llama para decirme pedirme otro cómic “pero más de ficción”. Extrañado, le respondo que YA le di uno. Me dice escuetamente que “ése no irá” porque no es “el rollo que quiere para Carboncito” (o algo así). Enojado, le digo que si tal era el caso hubiera empezado por no pedirme nada desde el principio, porque mi interés en participar de su revista es criticar la complacencia en el ambiente de la historieta local.
Renzo me encuentra por la calle y me da un ejemplar de Carboncito 10. Inexplicablemente, incluye mi nombre entre los agradecimientos (quien lo entiende).


3. Menciono estos pormenores por algunos puntos importantes. Primero: la preocupante costumbre de tratar de no quedar mal con nadie. Por ejemplo, no publicar ese pequeño comic para no “molestar” a quienes critico. ¡Así nos acusan de amiguismo! Segundo: la tontería esa de que uno crítica por joder, por envidia o por amargado. Señores, hay pasiones involucradas en esto del cómic; es natural por lo tanto que haya apasionamiento en lo que uno detesta o gusta en las publicaciones locales. Tercero: la ridiculez de que uno debe tener “cuidado” de no meterse con ciertas manchas; ridiculez que llega hasta las advertencias y amenazas físicas por criticar a los “intocables”. Esto no es un patio de colegio, ¿no?

(Con respecto a la chamba de POL RIVAS, me extenderé en un comentario posterior, más específico).

 



  ( hacer CLICK en cada imagen para ampliarla )

------------------------------------------------------------------------------------------------

Cairo mete sus dos centavos :

Gracias por el comentario. Lo más interesante es que podamos no estar de acuerdo en algún punto. David Galliquio, por ejemplo. Sí creo y siento que Galliquio no es un impostor ( no digo que tú lo hayas declarado así ) y que su humor, con todo lo equívoco que pueda parecer, es realmente honesto. Casi hasta la inocencia. Los aspectos más gruesos y procaces de su humor lo son a tal extremo que no pueden tomarse en serio, es decir, funcionan humorísticamente ( que es una manera de tomarlo en serio ) , pero yo veo una distancia entre obra y autor, particularmente en el caso de Galliquio. Viendo su trabajo y disfrutando impúdicamente de él, creo entender que no es él, David Galliquio, quien cree, como dices tú,  "que ser-el-más-pendejo es lo único que cuenta." Ese es Lito, y así es el extraño mundo en el que vive. Alguien dijo, en los primeros días de la televisión como espectáculo masivo, que esta era
la única manera de meter a tu casa a la gente que jamás tendrías por amiga. Así aceptamos a Lito, sus bestialidades, y hasta su paisaje poblado por mojones parlantes, ratas faltosas y punks
obsoletos. El mundo visto por David Galliquio es transformado a través de la caricaturización
extrema ; no nos está proponiendo una representación documental del mundo, ni un estilo de vida,
ni una pose. Ahí está lo que separa a Galliquio de otros : esa forma grotesca de exageración no
le funciona a todos.
 
Cherman. Sí pues. Qué pasa con Cherman ?  Sería interesante preguntarle a él mismo qué es lo que busca. Si quiere sorprender a un medio periodístico particularmente inculto, la va ha hacer linda. En primer lugar, su gráfica es fácil de digerir, y hay que reconocer que Cherman no se complica la vida adornando su estilo. Y eso, de por sí, es un mérito. De algún tipo. Es un diseñador limpio y escueto. Si comparamos lo suyo con cualquier cosa hecha por diseñadores de la misma generación, y que babean como lactantes por las "maravillas" del Photoshop ( tiene su gracia, no seas...) , lo de Cherman está muy por encima del promedio. Creo que en un contexto más exigente e informado, Cherman pasaría la prueba gráfica, aunque no como un innovador, necesariamente. Su humor, o lo que sea que alimenta sus comentarios, es cierto, es de un minimalismo intelectual que se cuela con la ayuda de una gráfica pulcra y amable. Su dibujo libre, cosas suyas que he visto antes en publicaciones personales ( TuMay Comics ) , es mucho, mucho más interesante, no sólo en sí mismo ( un dibujo fluído, ágil, económico y denso a la vez )
sino que parece como si tuviera el poder de jalar (!) lo menos obvio  y limitado de su "mensaje."

------------------------------------------------------------------------------------------------

CODA : Paja mental

Siempre me estoy preguntando ( todo el tiempo ) , cómo nos ve el mundo al otro lado de la frontera que separa a los que tenemos algo que ver con los comics, la ilustración y el arte gráfico,
de las personas normales ?  No se tú, lector, pero si yo fuera normal no me habría metido en esto. Así que así, eso es lo que me pregunto. Cómo nos ve, ya no digo el ciudadano común y corriente, el público ( el 99.8 % de la humanidad, que no lee comics ) ; cómo nos ve la prensa, los medios de comunicación, el terreno ajeno en el que nos movemos, intentando vender nuestro trabajo ?  No nos ve. Sabe que estamos ahí, que ocupamos, a veces, un espacio que les cuesta y que les interesaría más llenar de publicidad. Pero a pesar de que no nos ve, tiene listo y aprendido un breve discurso de reconocimiento al que echa mano cuando le conviene : la caricatura es un arte. Con otras palabras, la gente de los medios se refiere a lo que hacemos básicamente de esa misma manera. Y la verdad, nadie sabe por qué ( es un "arte" lo que hacemos ) , simplemente suena bien, se hizo costumbre y uno queda bien repitiéndolo. En sentido inverso, uno queda mal si no lo acepta como una verdad incuestionable. Pero el hecho de que no nos vean y que hayan reducido el valor de lo que hacemos a un lugar común, explica lo que para Jesús Cossio es un misterio : por qué las reseñas sobre publicaciones nacionales de comics, o sobre la carrera de artistas gráficos promedio (  en tierra de ciegos...) son siempre blandengues y condescendientes ? Y si entre nosotros sólo nos aplaudimos y encontramos en la crítica adversa únicamente mala fe, qué podemos esperar de los demás ?

13 comments:

Lucius said...

Asu. Oe chato no te pases pues, despues de leer tu historia pense que lo que te "censuraron" valia la pena,pero no pues, como quieres que te atraquen un estory bord, no pues, te pasas de conchudo ah. Usar una publicacion como carboncito para contrabandear tu mismo rollo de siempre no pues. Te repites, y es mas, te remedas a ti mismo, haber si es que alguna vez por fin haces historieta, cambia el guion, siempre eres el mismo fulano requintando del resto, inventate algo pues ficcion ficcion, o inventate nuevas aventuras pues, siempre haces la misma cojudez, ya pues, no seas tan envidioso de los logros de otros. De repente si te esfuerzas la haces. ¡Si se puede!

julio said...

hey, no se ven las dos primeras pgs!

jesus cossio said...

Precisamente, la idea es usar una publicación como Carboncito pa´ meter mi rollo! Y repetiré este mismo rollo mientras vea cosas que me desagraden, en cuanto el comic nacional sea menos complaciente, comenzaré a dibujar conejitos rosas y kataekas intergalácticos, ok?
para ficción, puedes conseguirte mis 4 nros del CERDO VOLADOR, o los 3 nros de PANICO... digo, para que no digas que siempre dibujo "lo mismo".
envidia??? a ver, si yo digo que X es un mediocre, sin talento y figureti... que carajos se supone que voy a "envidiarle"?!?
ayayay...

Anonymous said...

No se puede ver las dos primeras.

namin timoyco said...

cairo, no se pueden ver ampliadas las dos primeras páginas del comix de cossío. vuélvelas a subir, pero esta vez sí con la opción de ampliarlas con un click.

Gonzalo said...

Creo que la decision tomada por el editor de Carboncito, fue la mas correcta e inteligente. Fundamento: en el trabajo mostrado por el señor Cosio se nota el apuro por cumplir con entregar su trabajo, lo que va en desmedro de su calidad como dibujante y argumentista. De haber sido publicado, habria sido un balazo al pie de esta edicion de Carboncito. Punto para Renso, que a riesgo de quedar mal, opto por tomar esa decisión para mantener el equilibrio de la edición, que de lejos es la mejor y más variada.

Pedro Picapiedra said...

"Punto para Renso, que a riesgo de quedar mal, opto por tomar esa decisión para mantener el equilibrio de la edición"

Pero qué excusa tan falta de excusa.

jesus c. said...

ojo, no cuestiono el hecho en sí de que mi comic no haya salido publicado. renzo, finalmente, es el editor de su revista. cuestiono los motivos y la indecisión para hacerlo.

Anonymous said...

y el comic en el blog? o cairo tambien censura?

Anonymous said...

y al final no se lee el comic. tanta letra pa' que se chupen. ¿o la estan haciendo larga?

Anonymous said...

admiro mucho el trabajo de jesus cossio, incluso su trabajo mas critico... bueno, como todos aca, no he podido leer el trabajo... que lastima... lo poco que pude leer sin embargo me hace sentir que es un poco pedante, de hecho es uno de los mejores del medio. lástima que use su pluma no solo para criticar a la juventud estupida y a la sociedad, sino tambien a los aprendices (blancos debiles, jesus, mejor hagamos la revolucion).

Anonymous said...

jesus cossio hace rato maletea ocultandose, como sus mil seudonimos de la revista contracultura y siempre ha envidiado el verdadero talento de gente como el genial Alvaro Portales, por eso Cossio está re-bien con Fritz Du Bois, el chato Cossio se la pasa acusando de chatos a sus vecinos y saboteando a los que tienen verdadera Altura y Vida.

Cairo said...

Asu,cuánto odio, cuánta amargura. Por qué será que este tipo de comentarios suenan tan amargados como la imagen que tienen de J.C. ? O, por ejemplo, por qué les molesta que J.C. se "esconda" detrás de un pseudónimo/anónimo...si lo dicen en un anónimo ?

Powered by Blogger.